Reiki es un método de sanación integral (a los diferentes niveles) que está al alcance de todos los seres humanos y nos da la oportunidad de regenerarnos tanto a nosotros mismos como a otros seres que nos rodean.

Reiki es un término japonés, compuesto de dos términos individuales “Rei” y “ki”. Los dos términos se refieren a la energía universal, que ha recibido diferentes nombres: “chi” para los chinos, “prana” para los hindúes, …

Alineando armónicamente la energía individual y la universal, Reiki permite entre otras cosas, desencadenar un proceso global de curación natural, cabe siempre aclarar, que esta armonización no implica explícitamente la solución a todos los problemas físicos o emocionales.

Reiki solo puede manifestarse a través del amor y la entrega, ya que quien está actuando es la Energía Universal a través del terapeuta, que es el canal de esta energía de vida. Por eso practicar reiki significa aprender a ser canales, a dejar hacer a la Realidad y llegar a ello significará que hemos desencadenado en nosotros un proceso importante de curación y maduración.

NOTA: Reiki jamás debe ser usado como sustituto de terapias o tratamientos médicos o psicológicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *