La meditación Gassho es una de las prácticas más importantes en Reiki y que también puedes practicar aunque no estés iniciad@ en esta disciplina.

Es una meditación que ayuda a concentrarte y a relajar y serenar tu mente.

Puedes realizarla en cualquier momento del día que lo necesites durante un mínimo de 15 minutos.

Es una meditación muy sencilla y bonita que puedes hacer tanto en solitario como en grupo:

* Siéntate cómodamente.
* Cierra los ojos
* Junta las palmas de las manos y colócalas a la altura del chakra corazón, con los dedos extendidos sin forzarlos (mudra de oración)
* Relaja los brazos y lleva los hombros hacia atrás.
* Respira lenta y conscientemente.

Centra la atención en tu respiración y observa como entra y sale el aire. Siente en cada inhalación como el abdomen se llena de aire y, en cada exhalación, como se vacía lentamente nuestro abdomen. Siente el juego de como se hincha el vientre y se deshincha.

Simplemente respira, siente y deja que tu mente se serene y se oxigene.

Date permiso para escuchar el silencio interior y para llegar a un estado de paz, de serenidad y de bienestar.

Si aparecen pensamientos no te preocupes, simplemente obsérvalos y deja que se vayan.

Tómate el tiempo que necesites y poco a poco ves despertando tu cuerpo y volviendo al espacio en el que te encuentras.

Cuando estés list@ abre los ojos lentamente.

Espero que esta práctica te lleve a esa paz y serenidad que tanto necesitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *